Capital Tóxico para el crecimiento de la empresa tecnológica

Actualizado: 22 abr



En los últimos años hemos visto una explosión de empresas tecnológicas financiadas por fondos de capital riesgo (venture capital) en España. El fuerte crecimiento del ecosistema junto con las políticas habilitadoras para un mejor crecimiento en los próximos años ("ley startups") hacen prever una modernización en ciernes de la economía española.

Confirmado que está muy de moda para los jóvenes talentos unirse a startups con grandes retos y proyecciones.

Incluso, podemos afirmar que es un sector que favorece la salud del tejido empresarial y crea empleo de calidad. Según, la NVCA (national venture capital association de Estados Unidos):

  • El crecimiento del empleo de las empresas apoyadas por VCs ha multiplicado x8 al crecimiento de los empleos creados por las empresas no financiadas por VC entre 1990 y 2020. El ritmo comparado es abrumador.

  • Curiosamente, a pesar de que el 73% del capital desplegado por VCs fue en California, Massachusetts y New York, el 62% de los empleos fue creado fuera de estas zonas geográficas. Con lo cual, el empleo queda bien distribuido territorialmente.

Pero aunque suene muy extraño las rondas de financiación de Venture Capital también pueden llegar a matar más startups que la falta de adopción del producto por parte del cliente y los problemas entre co-fundadores.


¿En qué situaciones el Venture Capital es fatal?


Cuando la startup recibe una ronda de financiación sin estar preparada para escalar. Por ejemplo, empresas que han ganado cierto interés y tracción de clientes para generar ingresos, pero no han tenido tiempo de demostrar su capacidad para escalar de forma eficiente.


¿Por qué razón una ronda puede convertirse en una guillotina?


La enorme presión por crecer a cualquier precio. Cuando invitas a un Venture Capital a que te acompañe en tu aventura empresarial, es momento de pisar el acelerador y muchas veces, te ves forzado a acelerar y cerrar los ojos.


Algunas frases ilustrativas dentro del ecosistema VC-StartUp en Estados Unidos son:
"Capital has no insights"
"We will fix the units of economics when we scale"
"Sell your dream, buy a nightmare"


Métricas críticas de crecimiento


En un gran número de ocasiones y sobre todo en empresas "early-stage", el incremento de los ingresos es la única métrica que nos indica el crecimiento.


El problema es la inercia de seguir pensando que este es el único KPI a seguir dejando de observar el "coste del crecimiento". El mantra es crecer a cualquier precio mientras la empresa tenga capital disponible. Si la empresa identifica algún problema en los "units of economics", lo mejor es taparse los ojos y pensar que ya buscaremos una solución cuando el proceso de escalar haya llegado más arriba.


Problema del Euro marginal (marginal dollar en US)


Ejemplo simplificado e ilustrativo:


Mientras la empresa va invirtiendo el capital de la ronda en desarrollar el equipo de producto, marketing y ventas, se observa un crecimiento a doble digito en los ingresos generados. Todo va muy bien ......


Sin embargo, analizando los datos a lo largo del tiempo se observa lo siguiente:


- En el momento 1 o pre-ronda: retorno de 1,5€ por cada euro invertido. Las primeras ventas son difíciles de conseguir, pero son muy rentables.

- En el momento 2 o fase inicial post-ronda: retorno de 1€ por cada euro invertido. Empezamos a invertir en equipo de ventas y marketing para escalar la generación de nuevas ventas. El proyecto está sembrando, pero no recogiendo todos los frutos.

- En el momento 3 o algunos meses después de la ronda: retorno de 0,8€ por cada euro invertido. Las ventas e ingresos siguen su tendencia de crecimiento y las expectativas son muy buenas. No es momento de parar. Hay que seguir invirtiendo y si es necesario levantar más capital.

- En el momento 4 o meses más tarde: retorno de 0,5€ por cada euro invertido. Las ventas e ingresos han crecido, pero gran parte de las expectativas no se han cumplido. Comienzan las tensiones en el "Board room".


El hábito sin solución. Llega el momento de la verdad.


Desde el momento 0 hasta el 3 todo ha sido excitación y adrenalina. La ronda de inversión ha empujado a la empresa a hacer crecer la organización para impulsar las ventas, pero la dirección no ha podido pararse a reflexionar si el motor de la organización está listo para resistir una carrera tipo 24 horas de Le Mans.

Se ha podido pisar el acelerador y fundir el depósito de gasolina para demostrar que es un bólido capaz de generar una alta velocidad.

Se demuestra que entre los momentos 0 y 3 es muy importante manejar las expectativas y apoyarse al máximo en datos económicos bajando el grado emocional de las decisiones (el típico "go big or go home"). Cambiar esta inercia es tremendamente complicada sobre todo si tu copiloto es un “Venture Capitalist”.

Es importante conocer que, aunque el emprendedor y el VC son socios de la misma empresa, la forma de ganar dinero es totalmente diferente. Ellos gestionan varias inversiones y una de sus variables mas importantes para generar tu TIR perfecta es la velocidad.

Tú como emprendedor solo tienes una inversión y el "tiempo" debe jugar a tu favor. De lo contrario, una mala gestión de la velocidad para recorrer el tiempo puede envenenar fatalmente tu proyecto.

26 visualizaciones1 comentario